Egresados ULSA                                  ULSA Comunidad ULSA Radio youTube Facebook Twitter Buscar

Una formación humanista trasciende

Egresados Escriben — Autor: admin publicado: December 1, 2010 a las 2:00 am

Cuando terminé mis estudios y emprendí la búsqueda por un trabajo digno y de acuerdo con mis expectativas, las decepciones que padecí fueron grandes, pues la oferta laboral es altísima, sobre todo en nuestra carrera y aunque la demanda   también lo es, la mayoría son trabajos no muy gratos y mal pagados. Al enfrentarme con la realidad y competir con otros candidatos en entrevistas de trabajo, me di cuenta que siempre tuve un plus sobre los egresados de otras Universidades, y éste es nuestra formación humanista. En efecto, esa palabra que escuché desde la Secundaria, cuando empecé a formar parte de La Salle como estudiante, trascendió en mi persona y en todas las acciones que llevo a cabo día a día; hoy soy consciente al 100% que mi concepción sobre el mundo profesional no sería la misma sin este concepto, humanismo, este valor me ha ayudado a tener una convivencia armónica con las personas con que trabajo, me ha brindado una perspectiva mucho más amplia en cuanto al universo que representa cada ser humano y, por ende, el potencial que cada uno puede tener. El haber racionalizado este concepto desde muy joven y hasta ahora, desarrollé herramientas indispensables para la resolución de problemas, con lo que representa lo más útil y valioso en cualquier organización: las personas.

 

Somos seres humanos quienes mueven e impulsan las economías mundiales y aunque para nosotros puede resultar obvio, no lo es para la mayoría. Muchas personas conciben a sus colaboradores como meras herramientas o activos fijos en la organización; sin embargo, estoy convencido que gracias a estos valores que cultivé en La Salle, he podido trascender en las personas con las que he colaborado, en el ámbito laboral y algunas ocasiones en un plano personal.

 

Esto no sólo nos da una ventaja sobre el resto de los profesionistas, sino que al ser un distintivo en nuestra formación Lasallista, se convierte en una consigna intrínseca a nosotros para ser conscientes de cada uno de nuestros actos como profesionistas, pues antes que licenciados, o cualquier otro título, somos seres humanos y tenemos la misión de ayudar a quien lo necesite, aportar siempre cosas positivas desde nuestros campos de acción.

 

Nuestra profesión no debería ser sólo el camino para acumular riquezas, también debemos contribuir a la reconstrucción del mundo que queremos para las futuras generaciones, o desde una perspectiva más individualista, para nuestros hijos.

 

Arthur Schopenhauer dijo que: “Los hombres superficiales tratan de llenar su tiempo, los sensatos lo utilizan”; utilicémoslo, hagamos que cada una de nuestras acciones sea un llamado al bien común, a la convivencia armónica y no destructiva. Empecemos por nuestro día a día con la gente que nos rodea, regalemos una sonrisa en lugar de un simple “Hola”; cuando existan problemas brindemos consejo y orientación en lugar de regaño y sanción, cada cual desde su campo sabrá cuál es la mejor forma que tiene de aportar y contribuir siempre a construir una sociedad mejor. Recordemos que siempre llevaremos tatuado en el alma Indivisa Manent y como tal nuestra misión es: unir, no dividir, sumar y no restar, de esta forma estoy seguro, compañeros, que siempre llegarán a nosotros grandes satisfacciones que engrandecerán nuestros logros profesionales.

 

Seamos congruentes con los valores que adquirimos durante nuestra formación profesional, pongamos en alto el nombre de nuestra Alma Máter y nunca olvidemos que, a diferencia de otros profesionistas, tenemos una formación que no sólo trasciende en nosotros como personas, ya que dejará huella en aquellos con quienes nos relacionamos.

 

Lic. Levi Blanco Negretti

Ciencias de la Comunicación

Generación 2001-2005

Escribe un comentario