Egresados ULSA                                  ULSA Comunidad ULSA Radio youTube Facebook Twitter Buscar

Ulises Castillo

¿Dónde están nuestros egresados? — Autor: admin publicado: July 22, 2015 a las 9:35 pm

Estudios
Tuve la suerte de estudiar en la preparatoria de la ULSA (generación 73-76) en una época en donde tuvimos excelentes profesores. Recuerdo particularmente al Dr. Samuel Vargas Montoya, al Sr. Alfonso Torres Lemus y a Gabriel Bretón. Sin duda, los mejores profesores que tuve en esos años.
Posteriormente estudié Ingeniería Civil, también en la ULSA (generación 76-81) en donde, igualmente, tuve el placer de tener profesores de la talla del Ing. Arturo Rojas de Bengardi (qepd) y del Ing. José Fernández Cangas (qepd), además de muchos profesores realmente apasionados y conocedores de su materia.

Estando en segundo semestre, me dio clases el Ing. Jaime Palacios, a quién la Salle y yo le debemos mucho. Fue, en mucho, gracias a la visión y pasión del Ing. Palacios que la ULSA tuvo el liderazgo entre las universidades privadas de México, durante muchos años, en temas relacionados con la computación. Y fue gracias a que él creó el Centro de Cómputo (llamado en ese entonces Cemacosi: Centro de Matemáticas, Computación y Sistemas) y las materias correspondientes, incluyendo computación en la prepa (estoy hablando de 1974) que pude aprender a programar desde ese mismo año. Como si el destino me lo hubiera asignado, también tuve la suerte de que Jaime fuera mi profesor en segundo semestre y, viendo mi interés por esto temas, me invitara a trabajar en Cemacosi.

Mi Desarrollo Profesional
Paralelo a mi carrera de Ingeniería Civil, mi “alter ego” (que más bien era mi verdadera pasión) se dedicaba a la informática: trabajé 2 años en Cemacosi, luego casi 1 año en una pequeña empresa que vendía servicios de cómputo y en 1980, en sociedad con mi mentor y antiguo jefe (me refiero nuevamente al Ing. Jaime Palacios) formé mi primera empresa: Comper S.A. El nombre venía de Computación Personalizada, un fenómeno que empezaba a vislumbrarse en ese entonces.
Durante estos 35 años como empresario en la industria informática me ha tocado ver muchos cambios (tecnológicas y en la forma de hacer negocios) y tratar de actuar en consecuencia.

Mi Trabajo Docente
Otra de mis pasiones ha sido el enseñar. Estando en Cemacosi tuve la fortuna de empezar a dar clases en preparatoria cuando apenas tenía 19 años (estaba yo en tercer semestre). Esa experiencia me cambió la vida. A partir de ese año (1977) y durante los siguientes años impartí diversas materias en la prepa (los primeros 2 años) y en la carrera de Ingeniería Cibernética (desde 1979). En 1998 tuve que retirarme pues entre la empresa que acababa de formar y mis deberes familiares (mi hija mayor acababa de nacer) ya no podía asignar el tiempo necesario para preparar las clases. A pesar de mi retiro, no he perdido contacto con la ahora Facultad de Ingeniería. Desde hace pocos meses tengo el honor de ser miembro del consejo consultivo de la facultad.

¿Qué me dio la formación lasallista?
Considero que el haber estado en la familia lasallista, como alumno y como profesor, me dio elementos muy importantes en mi vida personal y profesional:
Por un lado una educación de calidad, gracias a muchos profesores que, como dije, tuve el placer de tener y –creo- aprovechar. Por otro lado una formación integral, con valores cristianos, en donde el ser humano es visto en todas sus dimensiones.
Esos valores son los que he tratado de cultivar en las empresas que me ha tocado formar y dirigir, y son también los que he transmitido a mis dos hijos.
Como profesor fue también muy agradable ser parte de la comunidad lasallista. Frecuentemente me encuentro con exalumnos míos y siempre recordamos con mucho cariño y nostalgia esos años que pasamos en la ULSA.
Por último puedo decir que para mí siempre es un honor decir que estudié en la Universidad La Salle.
Indivisa Manent

Escribe un comentario