Egresados ULSA                                  ULSA Comunidad ULSA Radio youTube Facebook Twitter Buscar

Javier Di Carlo

¿Dónde están nuestros egresados? — Autor: admin publicado: September 12, 2013 a las 9:42 pm

“Las sorpresas en la incubación de Empresas”
Era un día normal de trabajo. Una llamada de una persona que quería informes sobre el servicio de Incubación de empresas se convirtió en un caso de éxito de un proceso que duró poco más de año y medio.
Javier Di Carlo era un alto ejecutivo de mercadotecnia en una empresa de ropa blindada, con una esposa y dos hijos en edades de ir a la escuela primaria. Una situación personal lo hizo reflexionar respecto del nivel de sobrepeso que tenía en ese momento y se dio cuenta que otros de sus compañeros de oficina tenían el mismo problema. ¿La causa? : Malas ofertas de alimentos.
Fue con esto que surgió en él una inquietud: “¿Y si vendo comida “sana” a ejecutivos como yo?”. Tras un periodo de dieta y ejercicio, Javier logró bajar su peso a un nivel que le permitió elevar su calidad de vida y decidió entonces que podría hacer algo por otras personas.
En la oficina de la Incubadora de Empresas de la Universidad La Salle, lo que en un principio Javier llamó “Green Leaves” era un proyecto de producir y comercializar alimentos que cumplieran los requerimientos nutrimentales, a través del departamento de recursos humanos de las empresa,s para ofrecerlos como un menú diario para ejecutivos de mandos medios y altos.
Ya en el proceso de Incubación se le orientó en el registro de su marca, encontrando que ya había otros nombres similares registrados previamente, por lo que tuvo que cambiar a “Delidable”.
Para poder desarrollar un plan de negocios, fue necesario primero definir su concepto de negocio, ya que no quedaba claro cuáles eran sus características diferenciadoras respecto de la enorme variedad de opciones en comida. Resumiendo, “Delidable es un servicio de producción y comercialización de comida, saludable como las ensaladas, tan rápida como un Mc Donalds, en las cantidades de comedor industrial, con la calidad de restaurantes gourmet, con un ticket promedio igual al de una cocina económica, para personas que trabajan en oficina.”
Una vez teniendo claro el concepto de negocio en un mapa, se procedió a elaborar un modelo de negocio identificando una estrategia de penetración en el mercado mediante contratos con las empresas, como una especie de “para-prestación” que se les proporciona a los empleados, bajo el argumento de que con ello las empresas podrían deducir impuestos.
Con esta hipótesis, se desarrolló el plan de negocios en todas sus áreas, pero desde que se definió el concepto de negocio, Javier tenía la necesidad de comprobar que su idea de negocio iba a ser comprada por parte de quién él había creído que eran sus clientes.
A la par del desarrollo del plan de negocios, Javier inició con recursos propios una serie de degustaciones gratuitas a empresas de reconocido prestigio, teniendo como primer cliente de Delidable al Club Premier de Aeroméxico. Para esas fechas, Javier había ya renunciado a su trabajo para dedicarse cien por ciento a su proyecto.
La retroalimentación más importante que tuvo del mercado, fue que las empresas no estaban interesadas en deducir impuestos por concepto de alimentación para los empleados, lo que echó por tierra la hipótesis del plan de negocios, aunado a que solicitaban un cambio en el formato de entrega del servicio: “Tus alimentos nos gustan, pero no queremos que nos los traigas a diario, queremos que estés aquí adentro de la empresa”. Fue así como surgió un concepto de Healthy bar donde el menú sigue siendo saludable, en combinación con algunas cosas que los clientes están acostumbrados a consumir.
Para poder hace frente al compromiso que Javier adquirió con la empresa más importante de electrodomésticos coreana, en Tlalnepantla Estado de México, recurrió de nueva cuenta a la Incubadora de Negocios de la Universidad La Salle para que lo postulara al Programa de Capital Semilla de la Secretaría de Economía. En un comité técnico, como lo marcan las reglas de operación del programa, Javier expuso los motivos y las situaciones por las cuales solicitaba recursos para poder hacer crecer su empresa que ahora lleva por nombre “Fábrica de Alimentos La Docta S.A. de C.V.”, misma a quien le fue aprobado el recurso solicitado y aplicado para hacer una remodelación de las instalaciones para alcanzar una capacidad de producción semi-industrial, suficiente para atender la demanda de su primer healthy bar.
El espíritu emprendedor nato de Javier lo ha llevado a aparecer en programas de radio como “Red Empresarial” de Alonso Castellot y Alberto Equihua en 98.1 Red FM donde tuvo contacto con expertos e inversionistas, logrando captar la atención de uno de ellos para financiar la etapa de crecimiento de “Fábrica de Alimentos la Docta. S.A. de C.V.”
En agosto de 2013 Javier recibió su constancia de conclusión del proceso de Incubación de Empresas con el nuevo modelo de incubación propio de la Universidad La Salle, en el marco de la Semana del Emprendedor organizado por el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) de la Secretaría de Economía.
Este es un caso que demuestra que las iniciativas de los emprendedores cambian para ajustarse a los requerimientos del mercado, no obstante haber hecho una planeación exhaustiva de su negocio; mantuvo una mente abierta para aceptar las aportaciones de los asesores y las críticas de los clientes, factores de éxito en los negocios.

Mario Alberto García Díaz

Escribe un comentario