Egresados ULSA                                  ULSA Comunidad ULSA Radio youTube Facebook Twitter Buscar

Rocío Fernández de Name

¿Dónde están nuestros egresados? — Autor: admin publicado: August 16, 2013 a las 4:12 pm

Cuando llegué a mi primera junta del Consejo Académico de la ULSA, me indicaron una silla en la segunda fila, me senté y cuando entró el Rector me vio y dijo: “Rocío, vas aquí junto a mí, a mi derecha, porque representas a la Escuela Mexicana de Arquitectura”…se imaginan…
Nací en Mexicali, BC, ahí fui al kínder; en México estudié en el Colegio Miguel Ángel y luego entré a La Salle a la EMA; ahí también comencé mi maestría. Mi título es de la UNAM y desde hace 34 años que me casé con Juan Carlos Name, vivo en Guadalajara donde soy socia de JCName arquitectos. De mis tres hijos, el mayor Juan Carlos es abogado; los dos menores son arquitectos, Rocío y Santiago quienes trabajan con nosotros.
Cuando terminé tercer semestre, hice mi primera casa en Maravatío de donde es mi familia; fue proyecto y construcción y me asesoraban mis maestros. Así que tenía la teoría en la escuela y la práctica en la vida real. En mi curriculum hay ya más de 200 casas así como edificios, capillas, oficinas, hoteles, obra pública, etc.
Comencé a dar clases por casualidad: como becaria, todos los veranos me pedían algún servicio en la escuela. Un día estaba esperando que me indicaran qué iba a hacer cuando llegó el Arq. Arceo a las oficinas de la escuela y pidió un adjunto para su clase de Construcción del 3er semestre; entonces el Arq. Echavarri me vio y preguntó si seguía construyendo, le dije que sí y entonces me dijo pues tu servicio como becaria es ser adjunto del Arq. Arceo. Yo iba a comenzar mi séptimo semestre…
Fui la primer mujer que se tituló de Arquitectura de la EMA; el examen fue abierto en el Auditorio Pierre Lyonet. Llevaba mi tesis en diapositivas, así que para la exposición me sirvió mucho que apagaran la luz porque me concentré solo en eso y cuando la prendieron para las preguntas me llevé la sorpresa de que estaban desde alumnos y compañeros hasta autoridades de la universidad como el Rector.
Gracias a Dios, he tenido el privilegio de seguir dando clases aquí en Guadalajara; primero en el ITESO (Universidad Jesuita) y desde hace 20 años en el TEC de Monterrey. Sigo aprendiendo de todos: de mis alumnos, de mis “maistros” de obra, de mis clientes, de mis proveedores, de mis amigos y colegas, de mis arquitectos del taller de proyectos, de mis hijos y de mi socio. Siempre he creído que la vida es un continuo aprendizaje que no termina y yo he tenido a los mejores maestros; soy una privilegiada, así que tengo que compartir estas experiencias.
Con el nombramiento de Académico Emérito, de la Academia Nacional de Arquitectura, del día 8 de julio como la primera mujer con esta distinción en Jalisco, se abre un universo para todas las mujeres, no hay duda de que este siglo es el nuestro.

Escribe un comentario