Egresados ULSA                                  ULSA Comunidad ULSA Radio youTube Facebook Twitter Buscar

La radiodifusión y la reforma electoral

Egresados Escriben — Autor: admin publicado: August 9, 2012 a las 9:32 pm

La reforma constitucional en materia electoral, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 13 de Noviembre del 2007, la expedición del nuevo Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), publicado en el Diario Oficial de la Federación el 14 de Enero de 2008, el Reglamento de Radio y Televisión en Materia Electoral y los diversos Acuerdos emanados del Instituto Federal Electoral (IFE) para operar el acceso gratuito a la radio y la televisión del IFE, los Institutos Electorales Estatales, el Tribunal Federal Electoral, los partidos políticos, precandidatos y candidatos a cargos de elección popular, modifican radicalmente la regulación en materia de contenidos de carácter electoral y gubernamental aplicable a las empresas concesionarias de radio y televisión, que hasta antes de estas reformas, tenían que atender principalmente las disposiciones contenidas en la Ley Federal de Radio y Televisión, su Reglamento y el Título de Concesión correspondiente y a partir de estos cambios, también deben de cumplir con el COFIPE.
Las principales modificaciones a la forma legal en que venían operando los radiodifusores en materia de difusión de mensajes electorales y de información gubernamental, son las siguientes:
Se prohíbe la contratación de cualquier forma de publicidad electoral, por parte de candidatos, partidos políticos y terceras personas tanto físicas como morales.
Se imponen restricciones a la contratación de publicidad gubernamental federal, estatal y municipal, en periodos electorales.
Los tiempos del Estado serán utilizados principalmente por autoridades electorales, federales y estatales, partidos políticos, precandidatos y candidatos a puestos de elección popular, en periodos electorales.
Se le da el carácter de autoridad al Instituto Federal Electoral, para regular a la radio y la televisión, lo que implica mayores cargas administrativas en la operación de las estaciones.
Se atenta contra la libertad de expresión de los ciudadanos, partidos políticos, candidatos a puestos de elección popular, concesionarios y permisionarios de radio y televisión.
Se discrimina a los radiodifusores respecto de los prestadores de otros medios de comunicación (prensa escrita, espectaculares, internet y otras formas de difusión de publicidad) a quienes sí se les permite contratar publicidad electoral, lo que implica un atentado a la libertad de comercio.
Se atenta contra la libertad editorial de los concesionarios al establecer que el IFE podrá determinar libremente y sin la intervención del radiodifusor, las pautas de transmisión de los tiempos del Estado relacionadas con aspectos electorales y fijar los horarios específicos de transmisión (entre las 6.00 horas AM y las 24.00 horas PM) circunstancia que también afecta los derechos de autor de los titulares de las obras que se difunden en estos medios de comunicación.
Se establecen sanciones por incumplimientos u omisiones a cargo del radiodifusor que implican multas en el caso de radio de hasta 50,000 y en el supuesto de televisión, hasta 100,000 días de salario mínimo, amonestaciones, órdenes de suspensión de transmisiones; utilización de tiempo comercial para la difusión de propaganda de publicidad electoral.
Con motivo del proceso electoral que culminó el 1° de Julio del año 2012, se demostró que las empresas concesionarias de radio y televisión cumplieron eficientemente con las obligaciones a su cargo derivadas del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, tanto por cuanto hace a la trasmisión de mensajes remitidos con cargo a Tiempos del Estado, respecto de los que el IFE señala un nivel del cumplimiento de los radiodifusores de más del 99%, como en materia de equidad en la difusión de información en programas de noticias, razón por la cual se hace necesaria y urgente la revisión del COFIPE, en el aspecto relativo a los derechos de acceso de los partidos políticos a la radio y la televisión, para reformar los artículos que atentan contra los derechos humanos y en consecuencia en contra de las garantías de la libertad de expresión, igualdad, libertad de comercio y en contra de la libertad editorial de los concesionarios de radio y televisión.

Francisco Manuel Campuzano Lamadrid
Derecho
Generación 1974-1979

Escribe un comentario