Egresados ULSA                                  ULSA Comunidad ULSA Radio youTube Facebook Twitter Buscar

La Arquitectura como Responsabilidad Social

Egresados Escriben — Autor: admin publicado: May 21, 2012 a las 10:37 pm

Desde que tenía 6 años quise ser arquitecto; en parte porque mi papá era contratista y a mi mamá le gustaba y estudiaba pintura, escultura, vitrales, etc… Recuerdo que en ese entonces sentí que el ser arquitecto me permitiría tener mayor afinidad con mis padres, además me gustaba dibujar. La arquitectura y el ser arquitecto son mucho más que eso; con el paso de los años, empezando con mi formación académica, la suerte de haber tenido excelentes maestros, excelentes seres humanos, sumados a la práctica profesional. Para hacer arquitectura debo recordar que la arquitectura es del hombre y para el hombre. Por lo anterior la arquitectura normalmente lleva además de un sentido estético, por supuesto funcional pero también social. Es una gran responsabilidad el ser arquitecto, sobre todo en México donde el arquitecto es todólogo. En otros países el arquitecto se vuelve más bien como un especialista en alg;, aquí se es chofer, mensajero, cobrador, administrador, dibujante, supervisor, constructor, tramitólogo, financiero, etc… La responsabilidad empieza en uno mismo con el compromiso de querer hacer las cosas bien a la primera; para ello hay que investigar y conocer la información disponible existente y vigente. Como ciudadano, mexicano, además hay que conocer lo relativo a nuestro campo especializado en diseño y construcción. El arquitecto es y debe ser el crisol, algo así como un moderno alquimista que a veces con recursos limitados debe transformar lo ordinario en algo extraordinario, algo muy valioso, sobre todo para el cliente y en consecuencia para la sociedad. Para ello se debe ser muy conciente y responsable. A veces nos encontramos con proyectos u objetos arquitectónicos (inmuebles) que parece han dejado de lado la honestidad y se cae en formas llamativas sin aparente explicación. Muchas veces vemos arquitectos que diseñan queriendo crear una asociación de forma a su nombre, como creando una marca comercial. Para esto también hay mercado, clientes que es lo que buscan, algo así como exhibir un trofeo. La arquitectura es algo más que eso. En el sentido de la responsabilidad social, el arquitecto debe empezar con una investigación profunda, un análisis minucioso de lo que se le ha encargado.
No estamos peleados con la forma, con lo estético, pero la arquitectura debe cumplir con su mayor premisa que es para con la sociedad. La investigación y el análisis son primordiales para poder proponer un proyecto acorde y congruente, además del conocimiento físico del sitio. La responsabilidad es a veces incalculable debido a que a otras generaciones les corresponde seguir usando el inmueble como usuarios, esto es respetando la propuesta original o bien el renovar o acondicionarlo a las necesidades cambiantes por diferentes causales. Es una gran satisfacción poder construir casas habitación, ver coronado el esfuerzo de una familia, su trabajo y su dinero traducido en un bien tangible, palpable y vivible. Ver las caras de las personas que lo habitarán. A veces esto se logra parcialmente en la vivienda de interés social en serie. En otros casos cuando se lleva a cabo arquitectura como edificios de productos en los cuales se invierten recursos para desarrollar un negocio, es satisfactorio saber que se está participando en un proceso que involucra prácticamente a toda la sociedad y debería de ser siempre un círculo virtuoso. Algunos de los trabajadores son analfabetos pero con sus manos literalmente hacen posible se concrete el proyecto en un inmueble; algunos otros hacen por superarse sobre la marcha y de ahí hasta el inversionista que aporta el capital y ha viajado por todo el orbe. Es una gran sinergia una maravillosa simbiosis donde si no se hace trabajo en equipo, no se lograría nada en lo absoluto.
La arquitectura como proyecto y como objeto arquitectónico siempre debe de ser la respuesta a las necesidades bien planteadas de un usuario o grupo de usuarios que son los que pasarán parte de sus vidas dentro de él, ya sea viviendo, trabajando, cultivándose, ejercitándose, etc… En fin a primera vista pareciera que el hacer arquitectura es muy simple como hacer un dibujito y comprar tabiques, pero la realidad es que es más elaborado y muy satisfactorio al menos para mí, el poder ser parte de ese proceso en nuestra sociedad actual.
Juan Pablo Marroquín Torres
Arquitectura
Generaciòn 1980-1985

    1 Comment

  • FELICITANDO A LA ULSA POR SUS 50 AÑOS !
    COMPARTIENDO CONTIGO JUAN PABLO LA VISIÓN DE COMPROMISO Y VALORES QUE EN LA SALLE SE NOS FOMENTÓ PARA LA PRÁCTICA PROFESIONAL DE LA ARQUITECTURA ASÍ COMO LAS VIVENCIAS QUE SEGURAMENTE TODOS TENEMOS DEL EJERCICIO PROFESIONAL.
    ALICIA MARTINEZ BORJA
    GENERACIÓN 1974-1979

Escribe un comentario